cartas de indrani

Queridos amigos,

Sin duda os habéis detenido más de una vez a observar una de esas aves, este milano por ejemplo que estoy contemplando por encima de mí, que aletean vigorosamente, casi desesperadamente, en un día de viento nevero como hoy. El viento despeina sus plumas caudales, eriza sus alas y su cabeza, y el milano se debate contra él. De pronto deja de batir las alas, extiende su cuerpo en una ráfaga de viento, y vuela sin esfuerzo y veloz.

Seguramente habéis pasado por etapas en vuestra vida en que las batallas parecen sucederse sin descanso. Termina una y empieza la siguiente, y quizá antes de que esta finalice ya hay una nueva preparándose. O puede tratarse de una larga guerra dolorosamente interminable como debió serlo la II Guerra Mundial en el frente francés.

¿Existe quizá en el ser humano la tendencia a luchar? Luchar para alcanzar ciertos objetivos; luchar para defender el estatus que se posee, ya sea material, emocional, social; luchar para hacer prevalecer una opinión, un punto de vista; luchar…

Una situación que no se atiene al ritmo de nuestra felicidad se presenta, e inmediatamente nos disponemos para el combate: ¿con qué armas contamos?, ¿qué estrategia debemos seguir? Inmediatamente surge la idea de enfrentarse a ella y derrotarla. Y con solo esto destruimos la felicidad que pretendíamos conservar.

“Lo que venga por sí mismo déjalo venir”, creo que esta es una sentencia de Poonja.

Si una circunstancia amenaza tu paz, tu bienestar, no te aprestes contra ella. La lucha solo te conducirá a aumentar el dolor. Obsérvala con calma y sin zambullirte en su turbulencia; serenamente fuera de ti. No permitas que clave sus garras en tu corazón, o, si ya lo hizo, despréndela. Desechando todo pensamiento de combate, deja que se deslice al otro lado de tu Ser. Sentirás como si flotaras sobre esa circunstancia, como si te mantuvieras sobre ella sin ningún esfuerzo mientras continuas adelante, con total ligereza, como el milano, avanzando hacia la dicha.

En la ligereza del alma,

Indrani

RECIBE LOS MOMENTOS DE INSPIRACIÓN DE CADA MES POR EMAIL SUSCRIBIÉNDOTE AL BOLETÍN (ABAJO)