Cartas de Indrani

Queridos amigos,

¿Os habéis visto alguna vez en uno de esos torbellinos de la materia en que los asuntos terrenales parecen fuera de control? Por ejemplo, tu coche colisiona con un jabalí. Como no está claro hasta qué punto el seguro cubre este tipo de accidentes, comienzan a arremolinarse mensajes de pleito contra un coto de caza, pleito contra una carretera, declaración de siniestro total, necesidad de afrontar personalmente el pago de la avería, pérdida del coche que viviendo en un pueblo resulta casi imprescindible, semanas de inmovilización en el taller… Sin duda os habréis visto en uno de estos remolinos que fácilmente hacen surgir la pregunta: ¿qué está sucediendo?

Hace unos años, los directores de Ananda en Europa tenían que viajar de Italia a España para celebrar aquí un retiro. Al llegar al aeropuerto de Roma, se encontraron con que uno de ellos había olvidado la documentación, y mientras solventaban el problema pasó la hora de su vuelo. Tenían que quedarse en tierra. Entonces no se preguntaron “qué está sucediendo”. Siguiendo la guía de Swami Kriyananda se preguntaron: “¿qué está tratando de suceder?”. Cuando se dirigieron a la compañía aérea para ver qué posibilidades tenían de llegar a España a tiempo para el retiro, un empleado les explicó que su vuelo no había salido por problemas técnicos, todos los pasajeros serían alojados en un hotel mientras se disponía un nuevo avión para ellos, y recibirían una indemnización.

Al levantarse el remolino de la colisión de mi coche con un jabalí, recordé la pregunta “¿qué está tratando de suceder?”. Todavía no lo sé, el accidente fue sólo hace una semana, pero tengo la certeza de que algo positivo está tratando de suceder.

Y si esto es así para un incidente que no puede tener consecuencias graves, cuánto más lo será para las dificultades profundas. Ante los torbellinos de la vida, pregúntate: “¿qué está tratando de suceder?”. Sentirás una fuerza sosteniéndote, incluso llevándote hacia delante.

Dije que todavía no sé qué está tratando de suceder. En realidad algo ya ha sucedido. Esta magnífica oportunidad de desarrollar paciencia y calma.

Desde el alma que nos sostiene,

Indrani

RECIBE LOS MOMENTOS DE INSPIRACIÓN DE CADA MES POR EMAIL SUSCRIBIÉNDOTE AL BOLETÍN (ABAJO)