¿Cuánta riqueza hay disponible?

Muchas personas creen que los ricos consiguen sus posesiones a costa de la prosperidad de otros. Uno de los supuestos del pensamiento social moderno es que existe una cantidad limitada de dinero para cada persona. Si una persona tiene una cantidad mayor, necesariamente otras tienen una menor. <...>

Pero si pensamos en la conciencia como la realidad subyacente a todo, la cantidad se revela como algo que no está circunscrito sino a las limitaciones de nuestro pensamiento.

De hecho, como es bien conocido, la riqueza es algo que creamos. No está simplemente ahí, esperando a que la encontremos y la reclamemos. Así pues, no sólo atraemos dinero, atraemos energía, que después se manifiesta en forma de dinero. Y las disponibilidades de energía son de dimensiones cósmicas. <...>

Normalmente, cuanto más tiene una persona, más temerosa se vuelve a perder lo que tiene. Acumula dinero para conseguir seguridad y, con mucha frecuencia, con toda su riqueza se siente menos segura que cuando poseía tan poco, que el apego a lo que tenía no era una tentación. <...>

Mientras tengamos conciencia de acumular, de tomar para nosotros y no permitir nunca que la energía fluya hacia los demás, bloquearemos la corriente de energía; que al fin puede llegar a detenerse. <...>

Debemos tomar todo cuanto se nos ha dado en este mundo, ya sea dinero, popularidad o talento, como una oportunidad de servir. No se nos ha puesto sobre la tierra con objeto de vivir para nosotros. Se nos ha dado la bendición de un cuerpo humano para que entremos en una conciencia más amplia de la vida. <...>

<...> recuerda: La energía que se utiliza con alegría y buena voluntad no se agota; genera más energía.

Por tanto, si quieres ganar dinero, considéralo un punto focal del flujo de tu energía y utilízalo para generar un flujo de energía mayor. Recuerda, el dinero es sólo un símbolo de la energía. Considéralo energía. Y recuerda el principio: "A mayor fuerza de voluntad, mayor flujo de energía". No tienen por qué existir límites a la corriente de tu abundancia. Los únicos límites serán los que tú pongas a esa corriente al bajar la compuerta de tu apego emocional.

RECIBE LOS CAPÍTULOS DE ESTE MÉTODO POR EMAIL SUSCRIBIÉNDOTE AL BOLETÍN (ABAJO)