Cartas de Indrani

Queridos amigos,

El bosque comienza los preparativos para la ceremonia del otoño. Ya ha empezado a desplegar su alfombra amarilla de gala. La ceremonia de la intrascendencia se pone en marcha. Antes de entrar en el bosque ya un chopo, como maestro de ceremonias, recibe a los caminantes dejando caer sobre ellos alguna hoja dorada: “¡Bienvenidos a la celebración!”. E inmediatamente aparece el magnífico escenario de la vegetación que amarillea entre árboles todavía verdes y plateados.

Hace solo unas semanas todo era exuberancia por el camino del río, hoy las ramas se inclinan graciosamente para desprenderse de ella. La profusión del follaje, la prodigalidad, la ebullición de la vida… se dejan a un lado y algo nuevo surge ante nosotros. Por lo visto aquel despliegue no tenía gran trascendencia.

Ninguna obra humana es de suprema importancia. Piensa en la trascendencia que tiene aquello que esté comprometiendo tu energía o tu felicidad, ¿es algo crucial? Dentro de un año, dentro de unos meses o semanas quizá, ¿conservará su peso? Tu papel mismo en los acontecimientos, ¿es fundamental?

Si te haces esta pregunta ante cada situación en que te encuentres que comprometa tu serenidad o tu calma interior, probablemente descubrirás la falta de trascendencia que tienen la mayoría de ellas, o todas. Y si se la quitas, tu vida irá deshaciéndose de cargas.  Todo se vuelve liviano cuando te quitas importancia y quitas importancia a los acontecimientos de tu vida. Las pequeñas grandes tragedias se vuelven tan ligeras, cambian de tal modo de aspecto, que te hacen reír. Y qué liberación cuando los sinsabores se convierten en motivo de risa.

Pregúntate si aquello que roba tu quietud o te lleva fuera de tu centro es de vital importancia. Si no lo es, no permitas que te atrape en sus redes. No solo disfrutarás de libertad, sino que al quedar libre podrás dirigir tu energía al interior, donde se encuentra lo que sí es vital.

Ahora que el bosque inicia la ceremonia de la intrascendencia puede ser el momento perfecto para celebrar nuestra propia intrascendencia en esta representación que llamamos nuestra “vida”.

Desde la trascendencia del alma,

Indrani

RECIBE LOS MOMENTOS DE INSPIRACIÓN DE CADA MES POR EMAIL SUSCRIBIÉNDOTE AL BOLETÍN (ABAJO)