cartas de Indrani

Queridos amigos,

Desde la madrugada se respira olor a humedad. Bienvenida humedad. Cuando la luz comenzó a desplegar el paisaje, una fina gasa se depositaba sobre él velándolo, y hablaba de silencio. Al avanzar el día la gasa se levantó, pero dejó el silencio sobre la naturaleza deshojada. Ahora el cielo de tonalidades grises por el que se cuela algún retazo de luz blanquecina, cubre esta naturaleza que se reconcentra en sí misma.

La naturaleza se ha retirado a su interior; ha dejado los troncos y las ramas desnudas, restos grises en el erial al comienzo del camino del río, cañizos grises y matorrales mondos. El camino está desierto. El canto de un pajarillo me hace buscarlo entre el ramaje y al levantar la vista la garza real que anida en el río pasa casi a la distancia de mi brazo extendido en perfecto silencio.

Reina el silencio. La naturaleza se concentra. Dirige toda su energía hacia dentro, a un único objetivo, fortalecerse para un día, muy cercano, alcanzar el esplendor.

Éste es el momento de concentrarse. De dirigir, como la naturaleza, toda nuestra energía hacia dentro y a un único objetivo. Y nosotros hace tiempo elegimos como objetivo nuestra alma. Éste es entonces el momento de dejar los pensamientos, actitudes, relaciones, que obstaculicen el flujo de nuestra energía hacia dentro y hacia el alma. Pero sobre todo es el momento de nutrir nuestras capas profundas, donde esperan su esplendor los atributos del servicio, la consideración hacia los demás, el amor incondicional, la luz…

La naturaleza aparece hoy reducida a su expresión esencial. Vayamos también nosotros al interior para llegar a nuestra esencia. Somos una manifestación de la conciencia única, cósmica, de Dios. La conciencia cósmica es omnipresente, omnipotente, omnisciente. Nosotros gozamos de esas cualidades. Traigamos toda nuestra energía al interior para un día, muy cercano, manifestar nuestra esencia en plenitud.

Desde la esencia del alma,

Indrani

RECIBE LOS MOMENTOS DE INSPIRACIÓN DE CADA MES POR EMAIL SUSCRIBIÉNDOTE AL BOLETÍN (ABAJO)