EL CLÁSICO ESPIRITUAL DE PARAMHANSA YOGANANDA "AUTOBIOGRAFÍA DE UN YOGUI"

LA "NUEVA" EDICIÓN ORIGINAL DE 1946

PADRE DEL YOGA EN OCCIDENTE

En el mundo de la espiritualidad, Paramhansa Yogananda goza de reconocimiento general como uno de los maestros más importantes de los tiempos modernos. Su amor universal y su profundo mensaje han transformado a personas de todos los continentes, creando un gran movimiento mundial de espiritualidad. Más de un millón de personas ha leído su famosa “Autobiografía de un yogui”; a menudo se oye decir: “Este libro ha sido el impulso para mi búsqueda interior”.

El cometido de Yogananda, que le encomendaron sus maestros, no era fácil: debía difundir la antigua y sagrada tradición espiritual de la India en Occidente, una tierra donde esta tradición era totalmente desconocida. Hoy las palabras dharma, yoga, karma son de uso corriente, pero en 1920, cuando Yogananda pisó por primera vez el suelo de Estados Unidos, estos términos eran completamente desconocidos y sonaban decididamente extraños.

Fue el primer maestro indio cuya vida transcurrió en su mayor parte en Occidente, con el objetivo de enseñar la antigua sabiduría del yoga, la meditación y la iluminación. Otros dos grandes maestros de la India estuvieron en Estados Unidos antes que él: Swami Vivekananda y Swami Ram Tirtha; sin embargo, su estancia se limitó a un período relativamente breve. Fueron, por así decirlo, los primeros mensajeros de la misma sabiduría védica que más tarde Yogananda expandió a gran escala. El magnetismo de Yogananda era tal, que llenaba las salas más grandes y famosas de América, donde quiera que fuera. En todas las ciudades americanas importantes, miles y miles de personas acudían a sus conferencias y quedaban impresionadas por su personalidad radiante y por las enseñanzas prácticas del yoga que proponía. Era muy conocido, tanto entre la gente corriente como entre los famosos; ningún orador de la época tuvo mayor éxito. Incluso el presidente de EEUU, Calvin Coolidge, invitó a Yogananda a la Casa Blanca. Además, el presidente de Méjico, Señor Portes Gil, tuvo un encuentro con él, así como también el primer ministro de la India, J. Nehru. Por otra parte, el gobierno de la India, como gesto de reconocimiento, le envió las preciosas cenizas de Mahatma Gandhi, que Yogananda depositó en una urna especial en el santuario de Lake Shrine. Muchos famosos, como la cantante más célebre de la época, la italiana Amelita Galli Curci, se hicieron discípulos de Yogananda.

Gracias a su incansable labor, poco a poco las enseñanzas del yoga, la meditación y la filosofía védica se difundieron en todo Occidente. Por ello, David Frawley, una de las máximas autoridades en la ciencia védica, ha descrito a Yogananda como “el padre del yoga en Occidente”.

UN LIBRO "PERENNE"

La publicación de su “Autobiografía” en 1946, produjo una auténtica revolución espiritual. Medio siglo más tarde, esta obra continúa siendo, y lo ha sido ininterrumpidamente, un bestseller: ha inspirado a miles de vidas; ha contribuido a la unión de las culturas espirituales oriental y occidental; ha explicado e introducido el fascinante mundo del yoga místico en la sociedad occidental, posiblemente como ninguna otra obra lo hizo antes; ha impulsado a muchos lectores a comenzar su propia búsqueda espiritual; ha subrayado abiertamente la unión del cristianismo enseñado por Cristo y el yoga enseñado por Krishna; ha puesto en evidencia la armonía existente entre la ciencia moderna y la verdadera espiritualidad; y es la obra de un autor de verdadera visión cósmica, de los que hay pocos.

VOLVER A LAS RAÍCES: LA VERSIÓN ORIGINAL

Pero, ¿por qué una nueva edición de la “Autobiografía de un yogui” ahora, después de todos estos años? En el epílogo de esta “nueva” edición original (publicada por Ananda Ediciones), se da una respuesta cristalina: tras la muerte del maestro, en la “Autobiografía” se introdujeron demasiados cambios: se puso demasiado énfasis en la institución que creó, son numerosas las limaduras gramaticales que desvirtúan la inmediatez de Yogananda, demasiadas partes esenciales del texto fueron eliminadas o cambiadas. Incluso el nombre y la firma de Paramhansa Yogananda se corrigieron seis años después de su muerte para que aparezcan lo más perfectos posible: así Paramhansa se convirtió en Paramahansa. Por ello, ahora renace la edición original, con las auténticas vibraciones de un gran yogui iluminado. La nueva edición transmite de la manera más fiel cada palabra de Yogananda, tal como él las puso en papel con tanto cuidado. De hecho, el Maestro trabajó durante 25 años en esta obra para transmitir de la forma más pura posible su vibración de amor y luz.

UNA VISIÓN CÓSMICA

En los 48 capítulos de la “Autobiografía de un yogui”, Yogananda nos lleva a un viaje espiritual: a los santos de Oriente (Ananda Moyee Ma) y Occidente (Theresa Neumann), a los santos de la ciencia (Jagadis Chandra Bose) y de la política (Mahatma Gandhi), a los santos de la montaña (Mahavatar Babaji) y de la cuidad (Lahiri Mahasaya), a santos casados (Maestro Mahasaya) y renunciantes (Swami Sri Yukteswar), a santos hombres (Nagendra Nath Bhaduri) y mujeres (Giri Bala), bien conocidos (Ramana Maharishi) y desconocidos (Ram Gopal Muzumdar), santos de la poesía (Rabindranath Tagore) y de la naturaleza (Luther Burbank). La inspiración es como un diamante, irradia gran diversidad de colores. “¿Espiritualidad y política?”. Sí, responde Yogananda. “¿Espiritualidad y ciencia?”. Sí, responde de nuevo Yogananda. “¿Espiritualidad y matrimonio?”. Sí, responde Yogananda por tercera vez. ¡Desde luego! Además Yogananda escribe desde una perspectiva amistosa, asumiendo el papel de un discípulo, de un buscador, escondiendo su propia estatura como gran maestro iluminado. De esta manera nos abre el camino, nos explica y comparte con nosotros las dificultades y pruebas de nuestra búsqueda interior.

Swami PranabanandaBhaduri MahasayaJagadis Chandra BoshMaster MahasayaAnanda Moyi MaSwami Sri YukteswarMahavatar BabajiLahiri MahasayaLuther BurbankTeresa NeumannKeshabanandaKrishnanadaRabindranath TagoreMahatma GandhiGiri Bala

UN MENSAJERO DE LA TRADICIÓN YÓGUICA

Yogananda no enseñó prácticas nuevas, sino el antiguo conocimiento del yoga de la India.

Probablemente ningún otro país posee un sistema tan científico, profundo y práctico para ayudar al ser humano en su evolución espiritual. De hecho, la espiritualidad ha sido siempre el verdadero corazón de la India y, desde hace miles de años, representa su identidad más profunda y auténtica. De generación en generación, los grandes rishi (santos) han mantenido vivo el elevado conocimiento yóguico y el verdadero “yoga”, la unión con el Absoluto. El sendero hacia este Absoluto consistía en encontrar Su presencia, en primer lugar, en lo profundo del propio ser, para después expandir esta percepción a la unión con el Todo.

Yogananda trajo esta antigua ciencia de autorrealización del Ser a miles de almas sedientas de una espiritualidad auténtica. Así, instaba a sus estudiantes: “No creáis en lo que digo sólo porque lo digo yo. Tenéis que ser científicos en vuestro laboratorio interior. El yoga no es un credo, al contrario, se basa en prácticas específicas y en la experiencia interior del individuo”.

Swami Shivananda, otro gran Maestro indio contemporáneo de Yogananda, dijo sobre él: “Una rara gema de inestimable valor como el mundo jamás ha conocido, Paramhansa Yogananda fue un representante perfecto de los antiguos sabios y profetas que fueron la gloria de la India”.

TÉCNICAS CIENTÍFICAS PARA LA REALIZACIÓN DEL SER

La principal técnica que enseñó Yogananda fue el Kriya Yoga, practicado desde tiempos inmemoriales. Habla de ella en el célebre capítulo 26 de la “Autobiografía” titulado “La ciencia del Kriya Yoga”. [Lee este capítulo aquí] Yogananda explica que la antigua ciencia del Kriya Yoga fue practicada durante miles de años por los grandes representantes de la espiritualidad: Krishna y su discípulo predilecto Arjuna; Patanjali, el padre del yoga; incluso Cristo y sus apóstoles San Juan y San Pablo. La verdadera ciencia espiritual enseña el control de la energía (prana) en el cuerpo. Como explica Yogananda en ese capítulo, el yogui aprende a retirar su energía de los sentidos y del mundo exterior, para entrar en el mundo interior de beatitud divina. El Kriya Yoga funciona de manera científica para llevar al yogui al estado más elevado, donde la respiración se convierte en un acto puramente mental y se detiene exteriormente (un estado conocido en el yoga original como kevala kumbhaka). Como consecuencia, la mente inquieta se calma y permite al meditador sobrepasar los límites del cuerpo y de la personalidad, para experimentar una enorme expansión de conciencia. La experiencia que se busca y se vive es la experiencia de la “autorrealización”, de nuestra alma divina que encuentra su unión con Dios, como la ola libre que ahora puede volver al mar. El karma (resultado de las acciones pasadas) se disuelve en este potente flujo, y el ser humano se convierte en un hijo libre iluminado del universo.

También la técnica de Hong-So, que enseñó Yogananda, proviene de las antiguas escrituras yóguicas, las Upanishad. Yogananda transmite, además, una técnica igualmente antigua para sentir los sonidos interiores de los chakras, la “técnica del AUM”; creó también una técnica completamente nueva, los “ejercicios de energetización”, que, no obstante, aplican los principios conocidos por los yoguis desde siempre: cómo dirigir a voluntad el prana (la energía) al cuerpo, para conseguir salud, bienestar y elevación espiritual.

Yogananda aconsejaba también las posiciones de Hatha Yoga (la parte del yoga más conocida en Occidente, aunque es sólo una pequeña parte) como valiosa ayuda para la meditación y la salud. Muchos de sus estudiantes lo practicaban. En su momento, su discípulo Swami Kriyananda fue conocido como un gran “experto en las posiciones del yoga”, y más tarde creó el sistema, ya bien conocido, llamado Ananda Yoga. “Este sistema del yoga”, dice Swami Kriyananda, “es el de mi Gurú”. Ananda Yoga se enfoca en el bienestar físico, en la transformación psicológica y, sobre todo, en la elevación espiritual. La meditación silenciosa, sin embargo, continúa siendo el centro de las enseñanzas de Yogananda.

LOS ÚLTIMOS MOMENTOS

Una gran autoridad de la India espiritual, Shankaracharya de Kanchipuram, describió el gran valor que tuvo Yogananda para nuestra tierra en estas palabras: “Una luz radiante en medio de las tinieblas, tal era la presencia de Yogananda en este mundo. Almas tan grandes muy raramente vienen a la Tierra, se encarnan sólo cuando la humanidad tiene una necesidad extrema”. Gracias a la presencia de Yogananda, miles de vidas se transformaron y se elevaron. Innumerables corazones se abrieron al Dios de Amor. Estudiantes de todo el mundo comenzaron a practicar la meditación profunda, experimentando la comunión interior. La puerta de la antigua sabiduría del yoga se abrió finalmente a Occidente. La vida de Yogananda produjo una notable transformación sobre la Tierra, y sus efectos continúan vivos y visibles. Su “muerte” fue igualmente sorprendente. De hecho, sucedió un milagro sin precedentes en Estados Unidos: después del fallecimiento del Yogananda, su cuerpo permaneció incorrupto durante tres semanas, cuando fue depositado en una cripta. Muchos se preguntan si permanece incorrupto hasta hoy.

En todo caso, fue un fenómeno inexplicable para la ciencia, tan chocante que la revista “TIME” dedicó un artículo a este acontecimiento excepcional. Con esta última enseñanza, Yogananda seguramente quiso convencer al mundo occidental del valor supremo de las prácticas yóguicas, de la meditación y del Kriya Yoga.

“La felicidad”, dijo en muchas ocasiones, “no viene de fuera, de las cosas, sino de dentro, de la propia alma. Meditad. Liberaos de las necesidades no necesarias. Vivid una vida simple con ideales elevados, en contacto con la naturaleza. ¡Ha llegado el momento de conocer a Dios!”. Posiblemente sus palabras nunca han sido tan importantes y actuales como en este momento.

NUESTRA PARTE

La “Autobiografía de un yogui” se considera un clásico espiritual. Las obras “clásicas” verdaderas permanecen en el tiempo, mientras la moda del momento pasa siempre y, a menudo, rápidamente. Hoy en día, el yoga se ha convertido casi en una moda, con muchas innovaciones, fruto de mentes creativas, pero no siempre iluminadas. Sin embargo, todo gran maestro es un sólido “clásico”, por decirlo así. Sabios aquellos que se vuelven hacia su luz, inspiración y sabiduría, en vez de depender solamente de sus propias fuerzas.

El discipulado en relación a un verdadero Maestro es otro tema de la “Autobiografía”. Yogananda, al convertirse en el discípulo de Sri Yukteswar, nunca se convirtió en una copia de su maestro severo y duro, sucedió todo lo contrario: se convirtió cada vez más en el Maestro del amor. En otras palabras, al seguir a un verdadero Maestro, el discípulo se convierte cada vez más en sí mismo, pero en una octava más elevada. Hay otras muchas enseñanzas escondidas en las diversas historias de la “Autobiografía de un yogui”, pero es mejor descubrirlas uno mismo, leyendo con atención, porque a menudo están entretejidas sutilmente en el flujo de una historia. Las verdaderas obras maestras literarias son siempre humildes: a primera vista dejan ver sólo la cúspide de la pirámide, pero quien se empeña en mirar mejor, descubre que bajo la superficie se encuentran verdades inmortales.

"AUTOBIOGRAFÍA DE UN YOGUI" EN ESPAÑA

Así fue la llegada, en mayo del 2011, de la "Autobiografía" a España. Swami Kriyananda, acompañado por los devotos de Yoganada de toda Europa, ofreció una conferencia dedicada a la nueva edición de este clásico espiritual.

"Mi experiencia en Sevilla fue maravillosa, viendo y sintiendo directamente el testimonio de un discípulo directo de Paramhansa Yoganada, Swami Kriyananda, un hombre que durante toda su vida, después de conocer a su Maestro-Gurú Yogananda, se dedicó completamente a su servicio y a la expansión de las enseñanzas del Yoga y el Kriya Yoga; y como otros tantos discípulos de Yogananda conoció a través del Libro "Autobiografia de un Yogui", la increíble ciencia del Yoga y la transformadora relación guru- discípulo, dos componentes esenciales para una vida plena en la búsqueda de la Verdad y de la Autorrealización".

- Ahimsa Cristina Rivera

cartel

DESCARGA LA "AUTOBIOGRAFÍA DE UN YOGUI" EN FORMATO EPUB AQUÍ.

"AUTOBIOGRAFÍA DE UN YOGUI" LIBRO IMPRESO AQUÍ

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN (ABAJO) Y TE ENVIAREMOS TEXTOS INSPIRATIVOS DE PARAMHANSA YOGANANDA Y SWAMI KRIYANANDA.